Archivos para noviembre, 2012

Por  Alvaro Gomez Sanabria

Los años dorados para la competitividad, la productividad, la moderna infraestructura de España así como la  calidad de vida de sus ciudadanos, paso a las añoranzas del pasado para esta, la cuarta economía más grande de la Eurozona. Quizás fue la enorme crisis que afronta por estos días lo que ha hecho repasar términos poco conocidos para muchos ciudadanos que ya les es familiar hablar del producto interno bruto, déficit público, tasa de desempleo entre otros factores que a diario son nombrados en los diferentes medios de comunicación y son replicados en las casas, en las oficinas o en los bares donde luego de una alargada cerveza se critica y se trata de dar solución a los mismos problemas.  Es que sin alejarnos de la realidad podemos ver que la tasa de desocupación en este país Europeo, alcanza el 25.2% según el último dato publicado por el Instituto Nacional de Estadística: (INE, tercer trimestre 2012 26 octubre 2012)  es decir una de cada 4 personas se encuentra en situación de desempleo.

La Real Academia Española define subdesarrollo como  «Atraso, situación de un país o región que no alcanza determinados niveles económicos, sociales, culturales, etc. » (RAE, 2012: 1) Entonces un factor determinante para medir el desarrollo de un país es basar las condiciones de vida que posee la población en e su territorio en relación con la pobreza y desigualdad.  Quizás España no está en el principio de la pobreza pero gracias a las condiciones adoptadas por el gobierno, gracias al mandato de la Unión europea, en poco tiempo podría acercarse al umbral de la pobreza su población.  La deficiencia en la atención sanitaria primaria,  bastos incrementos en las tasas de educación, recorte de salarios a los trabajadores, perdida de beneficios laborales que se habían ganado en los últimos 40 años,  altas hipotecas que hacen imposible su pago, así como incremento constante de carburantes que hacen que la canasta familiar se encarezca aún mas y el transporte público se vea afectado con subidas de precio que son necesarias pero de forma gradual y no radical.   Quizás las personas están pasando al umbral de la privación material severa.  Así se vea extraño en un país en donde casi que se ve a cada persona por debajo de los 60 años usando un teléfono móvil de alta tecnología, una tableta o libro electrónico o conduciendo  un vehículo automotor, las privaciones están siendo una constante dentro de  la cotidianidad de estos, puesto que han visto como sus comodidades se han sido disminuidas y su costumbre al gasto ha sufrido una fuerte contracción al estar limitados por la escases de dinero cimentada en el desempleo que presenta por este tiempo esta nación.   Según la encuesta de condiciones de  vida (ECV año 2012) “los ingresos medios de los hogares españoles alcanzaron los 24.609 euros en 2.011, con una disminución de 1.9% con respecto al año anterior.” (INIE, 2012: 1)   Este es el fiel reflejo del empobrecimiento de la sociedad española que aguanta y espera que la caída culmine y que la recuperación nada esperanzadora comience a marchar y pasen al olvido informes como el del Banco de España, que indica que las desigualdades sociales se han extendido con rapidez entre los años 2007 y 2010, mostrando una tasa de incremento del 8.7% en desigualdad salarial. (más…)