Resiliencia; nuevo enfoque para superar eventos traumaticos

Publicado: 9 abril, 2013 en Uncategorized

resilienciaPor Alvaro Gómez Sanabria

La resiliencia es la capacidad que tenemos todos los seres humanos para sobreponernos y recuperarnos luego algún evento traumático ocurrido en la vida. Es así entonces como se sale adelante implantando capacidades propias que quizás con anterioridad no estaban instauradas en nuestras vidas.   La resiliencia es más que “un nuevo enfoque”  es quizás asumir la pérdida o el fracaso y sobreponerse a ella, marcando pautas y estímulos que hacen avanzar rápidamente en el camino de progreso personal.

Organizaciones como Oxfam indican que la resiliencia puede darse en entornos  de tensión e incertidumbre y la misma puede ayudar a mejorar hasta las condiciones de vulnerabilidad inicial con la que la persona contaba, siendo asertivos que con la resiliencia, se permitirá al sujeto afectado por el evento traumático salir adelante, superándose y manteniéndose muchas veces por encima de su estándar de vida anterior.  En cuanto al trabajo desarrollado por el Instituto de Estudios sobre Conflictos y Acción Humanitaria  se aproxima a mi posición personal, puesto que muestra la resiliencia como una aproximación a una solución a un daño causado por la inequidad y la pobreza reinante en estos tiempos modernos, donde las diferencias entre clases sociales se ven tan marcadas, que ha hecho que los más desvalidos, pobres, desprotegidos, casi siempre queden en alta situación de vulnerabilidad frente a los problemas que conllevan los desastres naturales y los conflictos armados, que se reflejan en grandes crisis humanitarias que parecieran orientadas hacia este núcleo de población mundial.

Los conflictos armados han partido de pobreza y la inequidad. Las necesidades reinantes, la avaricia por parte de unos, el trabajo esclavo de otros muchos, la opresión de unos pocos y su codicia de poder y el manejo de la política y economía mundial,  han hecho que algunos reductos de población no esté satisfecha y exprese su enojo con violencia, puesto que consideran que la corrupción, la opresión y el olvido, también es violencia.  Es así entonces que los problemas los cuales la resiliencia aborda, brindan una solución a cargas estructurales creadas por la sociedad sobre grupos marginales y vulnerables de la población mundial que como me refería anteriormente han sido seriamente afectados por los sucesos que a diario observamos en los telediarios, los periódicos la radio o el internet y por aquellos con los que nos es tan fácil pasar de página, cambiar de canal, navegar en otra web o colocar música, haciéndonos fácilmente olvidar que en otro lado del mundo hay desvalidos que necesitan de nuestra ayuda y protección.

Quizás el responsable muchas veces de la vulnerabilidad y precariedad de las personas en determinados territorios es el Estado cuando dejan a la deriva bastas zonas, descuidando por completo su población y no llegando a donde deberían tener presencia con verdaderas políticas públicas por las que tanto debe luchar un país, siendo consecuente con sus palabras que suelen ser usadas como bandera electoral y que muchas veces disfrazan aquel Estado fallido en ciertas zonas de su territorio con promesas que se quedan en el aire. Esta irresponsabilidad gubernamental debe ser asumida por Estado quien es quizás la fuente principal de las grandes crisis humanitarias puesto que el abandono, la inseguridad alimentaria, la precaria o inexistente atención en salud y educación, el desplazamiento de la población rural a las urbes capitalinas a causa del conflicto armado o los desastres naturales, o la mínima inversión en agricultura, son los detonantes principales de las actuales crisis mundiales.

La resiliencia debe verse ahora necesariamente con enfoque integral, abarcando el campo de lo humanitario y el desarrollo; estas cuestiones están totalmente ligadas y deben orientarse a la equidad de género e igualdad entre ricos y pobres. La aproximación que los autores del texto tienen acerca de la resiliencia va mas allá de una terapia y lo enfocan hacia un trabajo conjunto entre la asistencia humanitaria y el trabajo en desarrollo hacia la población objetivo tratada.

Aunque siempre la  prevención será la mejor alternativa para hacerle frente a una crisis, aún esta se encuentra en fase de expansión, sobre todo en aquellos territorios vulnerables a crisis humanitarias por cuenta de desastres naturales y conflictos armados. Esta prevención debe abanderarla el gobierno empoderando, entrenando y educando a la población para que esté preparada para los eventos en los desastres naturales o para que sean fuente de información en caso de alertas tempranas en el conflicto armado y en sucesos catastróficos naturales.  Así mismo es el gobierno nacional quien debe poner en marcha planes de resiliencia que vallan encaminados a ser incluidos en la protección social.    Por ejemplo para el caso  Colombiano que conozco un poco mejor puesto que nací allí, el gobierno debería tener dispuesta una partida presupuestal anual que abarque el tema social orientado no solo a la prevención sino a la resiliencia; es así como se tendría a disposición de la ciudadanía, personal cualificado que los oriente y empodere para que asuman su trauma como una razón para la superación y para ayudar a otras víctimas del conflicto armado, desastres naturales o aquellas que han tenido sucesos traumáticos a que salgan adelante de la misma forma que lo han hecho ellos;  esto no solo puede construir fuertes lazos de amigabilidad, confraternidad si no que pueden crearse ideas que podrían reflejarse en algunos casos en negocios, microempresas o alternativas de sustento y de trabajo a muchas personas de la población que se encuentran en la misma situación.

Por último debe anotarse la importancia de la resiliencia siendo abordada por los Objetivos Del Milenio cuando estos sean revisados en el 2015.  Su importancia es tal que debe tenerse en cuenta como factor de desarrollo a la población mundial afectada por algún evento traumático.   Es entonces así como se tendría una protección social encaminada no solo a apalear los dalos causados  por los diferentes sucesos que  sufren las víctimas en el mundo, sino también implementaría un plan de desarrollo orientado hacia el futuro, teniendo como pilar la resiliencia en aquellos sectores menos favorecidos o aquellos que han sido afectados por diferentes calamidades globales.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s